Si algún deportista o participante de una competición no supera el chequeo de salud COVID-19 de LEVERADE, o no lo rellena a tiempo, es importante que la organización ponga en marcha todos sus mecanismos para entrar en contacto con esa persona.

Después de haber contactado, si siguen existiendo dudas razonables sobre su estado de salud, es recomendable alertar a las entidades sanitarias o recomendar a esa persona o su representante legal acudir a las mismas.

¿Encontró su respuesta?